Vivir en espacios pequeños: mini loft de 42 metros²

Un loft pequeño dentro de una antigua fábrica sueca de los años ’30, reacondicionada para viviendas. La gran altura de los techos permitió crear un mezanine o entrepiso para la recámara, optimizando la distribución interior y creando un espacio más privado para el área de dormir.

Planta baja del mini loft, donde funcionan la cocina, el comedor y un funcional espacio de trabajo.

La planta baja consiste de una cocina en forma de L, un comedor, un pequeño escritorio para trabajar así como el baño y espacio de guardado junto a la puerta de entrada. En la parte superior de la vivienda se ubicó la recámara y una sala.

Comedor junto a la cocina con mesa circular y sillas clásicas

La decoración del loft es de estilo escandinavo e informal, priorizando la comodidad y funcionalidad de cada área.

Cocina con diseño en forma de L para aprovechar el espacio disponible. El refrigerador queda oculto dentro del gran mueble.

Un gran mueble de cocina esconde el refrigerador en su interior.

Cocina con mesada o encimera de mármol dispuesta bajo las escaleras que conducen a la recámara en el .mezanine

Gran parte de la cocina se ubica debajo del espacio residual de las escaleras que conducen a la recámara en el mezanine. Una forma práctica de sacarle máxima ventaja a los metros limitados.

Escritorio abatile y sistema de organizacion y guardado provisto por módulos de repisas / estanterías marca String.

Un escritorio abatible ideal para espacios pequeños.  Ayuda a ahorrar metros cuando no se lo utiliza. El sistema de repisas es de la marca escandinava String.

Sala y recámara ubicadas en el mezanine que aprovecha la gran altura de los techos del espacio industrial.

El sistema de repisas o estanterías String se extiende verticalmente hasta el techo de la vivienda, sumando espacio de guardado y superficies para disponer plantas y adornos.

Ventanales verticales y repisas para plantas de interior. Escalera que conduce a la recámara.

Escaleras de acceso a la recámara ubicada en el mezanine. El loft cuenta únicamente con dos grandes ventanales que proveen de luz natural a la planta baja y al mezanine. En uno de ellos se instalaron estantes para albergar la colección de plantas de interior del propietario.

Mezanine o entrepiso del loft con un área de estar y un perchero minimalista para la ropa.

El mezanine es un espacio acogedor que además cuenta con una pequeña sala. El sector dedicado a la cama se ubica en uno de los extremos y cuenta con una cortina para separar virtualmente el espacio.

Cama ubicada en un rincón, con cortina para separarla de la pequeña sala.

Fachada de la antigua fábrica convertida en viviendas estilo loft.

El exterior de la antigua fábrica que fue reciclada y convertida en lofts para viviendas por el estudio arquitectura Jordens.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Deja un comentario

Descubre más desde DEPTO9

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo