Tendencia deco: paredes de ladrillo a la vista en recámaras

El ladrillo visto en paredes es tendencia en interiores desde hace bastante tiempo, como protagonista de esas magníficas salas abiertas, amplias y despojadas de los novedosos lofts neoyorquinos que comenzaron a aparecer por la década de 1980, en antiguas fábricas y depósitos reconvertidos en vivienda.

Al ser un material tan duradero, fácil de mantener, que aporta una estética única y que combina muy bien con otros materiales como la madera, cemento, vidrio y metal, era lógico que su uso se iba a extender hacia otros tipos de viviendas y espacios, en este caso, las recámaras.

Recámara con una sola pared de ladrillo visto combinando con materiales de todo tipo.
El ladrillo visto combina con todo. En esta recámara pequeña sólo en la pared principal se dejó el ladrillo a la vista. Foto: Entrance makleri

En las recámaras se lo suele utilizar de diversas maneras: como punto focal en la pared de la cabecera, como acento de color o decorativo cubriendo una parte de la pared o la opción más extrema: revistiendo absolutamente todas las paredes de ladrillo.

Ladrillo envejecido en recámara de loft tradicional.
Recámara en un loft con ladrillo a la vista original y envejecido. En estos casos los detalles del paso del tiempo brindan al ladrillo un aspecto único que vale la pena conservar. Foto: Pinterest.

Así como combina bien con la mayoría de materiales disponibles en la construcción, el ladrillo como revestimiento es súper adaptable a todos los estilos decorativos: desde el estilo industrial al que comúnmente se lo asocia hasta el clásico, moderno, nórdico y rústico. Y ni hablar del minimalismo: una pared de ladrillo visto en una recámara o sala minimalista aporta toda la textura, color y calidez sin añadir un sólo objeto o accesorio al ambiente.

Ladrillo visto en pared de recámara minimalista.
El ladrillo puede ser un aliado a la hora de decorar espacios minimalistas, aportando textura y color sin incorporar objetos, accesorios ni muebles. Foto: Pinterest

Combinar la pared de ladrillo visto con muebles de diferentes estilos

A la adaptabilidad con otros materiales y estilos, se le puede sumar la versatilidad que brindan respecto al mobiliario: las paredes de ladrillo a la vista combinan con todo. Desde una buró moderno o un cama de Ikea hasta la más refinada silla Luis XV o aparador vintage.

El ladrillo es un material que combina con muebles de todos los estilos.
Recámara con pared de ladrillo visto. La cama, aparador, cabecera y silla son todos de estilos diferentes pero combinan muy bien con el ladrillo.

Opciones para evitar saturar la decoración

Hay alguno detalles a tener en cuenta al momento de aplicarlo. En recámaras pequeñas, para evitar saturar de más el espacio, el ladrillo visto es recomendado en cantidades moderadas: cubriendo una sola pared, partes de una pared o la mitad, como acento decorativo.

Ideas para aplicar ladrillo visto en las paredes sin saturar.
Si una pared completa de ladrillo visto te parece demasiado, una forma de incorporarlo es creando pequeñas zonas en la pared. En este caso coincide con la ubicación de la cama, creando el efecto de cabecera. Foto: Pinterest

También puede interesarte este depa con paredes de ladrillo a la vista: Decoración cálida en un mini departamento moderno / industrial.

Ladrillo a la vista en pared de recámara, aplicado sólo en la mitad del muro.
También puedes optar por dejar media pared de ladrillo a la vista. Foto: Pinterest

 

Ideas para recámaras pequeñas

En cambio, si la recámara es pequeña y con poca luz natural, una opción muy común es pintar los ladrillos de la pared de algún color claro, de forma de potenciar la poca luminosidad y crear mayor sensación de amplitud. Pintarlos es una buena opción también cuando el ladrillo no se encuentra en buen estado, conservando la textura única que aportan a la decoración pero camuflando con pintura sus fallas.

Pintar ladrillo cuando la recámara es pequeña y poco luminosa.
Pintar los ladrillo de un color claro es una excelente opción cuando las recámaras son muy pequeñas y con poca luz natural. Foto: Becca Interiors
Ladrillo en pared pintado para ocultar desperfectos.
Si los ladrillos no están en buen estado no es necesario quitarlos. Una buena pintura cubrirá todas las fallas permitiendo a la vez mantener la fantástica textura y diseño originales. Foto: Fredrik J. Karlsson, Alvhem

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Deja un comentario

Descubre más desde DEPTO9

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo