Decoración de departamentos modernos y minimalistas

Decoración de departamentos modernos y minimalistas

Un departamento pequeño de 53 metros² con decoración minimalista en un estilo que combina lo escandinavo con lo moderno. Mucho blanco, algunos detalles en negro y una distribución de muebles que aprovecha muy bien el poco espacio de la vivienda.

Sala minimalista y moderna, con muy pocos muebles pero funcional

En la sala del departamento así como en el resto de la vivienda se eligieron pisos de madera pigmentados claros y paredes pintadas de blanco para potenciar la luz y aumentar la sensación de amplitud. Fiel al estilo minimalista buscado, los muebles se mantuvieron al mínimo: la sala cuenta con un sofá, una mesa de centro de vidrio y un mueble de TV bajo pintado de blanco, todo de diseño contemporáneo y líneas simples.

Comedor con mesa redonda y lámpara estilo industrial

El comedor consta de una mesa pequeña redonda con sillas de diseño contemporáneo, todo en blanco. Se escogió una ubicación muy cómoda junto a la cocina. Una lámpara suspendida color negro de estilo industrial termina de configurar y enmarcar el espacio dedicado al comedor.

La sala se ubica junto a la cocina e incluye espacio para un pequeño comedor. El estilo moderno y minimalista de la decoración se extiende a todos los ambientes del departamento.

Cocina con muebles y alacenas de diseño actual minimalista, todo en blanco

La cocina se ubica en el centro del departamento, ocupando el área de circulación que une la sala con la recámara. Es pequeña pero con una distribución lineal que aprovecha bien el espacio. Los muebles de cocina blancos con cajones y alacenas continúan la línea minimalista y moderna de la decoración. La mesada de mármol otorga elegancia a la cocina y combina con los artefactos y electrodomésticos con terminación de acero inoxidable.

Muebles modernos con mesada de mármol, una combinación que aporta elegancia a la cocina

Pese al pequeño tamaño de la cocina, se priorizó el espacio de almacenamiento con numerosos cajones y muebles dedicados a guardar vajilla y utensilios de cocina. Arriba, frente a la cocina, se instaló un mueble bajo que repite el estilo de los otros muebles para sumar espacio de guardado. Para que quedara oculto, se instaló una estructura de vidrio y metal que lo oculta y separa de la sala, de igual diseño a la que se instaló para dividir la recámara de la cocina.

Para separar la recámara de la cocina se instaló una puerta metálica con vidrio, que deja pasar la luz..

Desde la cocina se accede a la única recámara del departamento. Originalmente estaba totalmente integrada pero se colocó una división con puerta vidriada para aislarla completamente del resto del departamento.

Recámara del departamento, también de diseño minimalista. El cabecero de la cama incluye estantes que hacen de burós y permiten ahorrar espacio.

La recámara es angosta y pequeña, con un diseño minimalista y distribución de muebles que permite configurar diferentes sectores para aprovechar mejor el espacio y hacerlo más cómodo. La cama se colocó bajo la ventana, ocupando todo el ancho de la recámara, con un cabecero de madera que incluye estantes que funcionan como burós para ahorrar espacio.

Un pequeño espacio de trabajo creado con un estante de madera que prácticamente no ocupa espacio dentro de la recámara.

En la parte delantera de la recámara se instaló el closet de diseño minimalista y en color blanco para que se integre mejor a la decoración. Del lado opuesto, una repisa de madera clara se utiliza como escritorio y pequeño espacio de trabajo. Al estar sujetado a la pared no ocupa lugar. La cortina de tela gris clara suma color y texturas diferentes a la decoración de la recámara a la vez que aumenta la privacidad.

Vista de la cocina desde el hall de acceso al departamento. Desde allí también se accede al cuarto de baño y a diferentes clósets cuyo diseño minimalista hace que pasen inadvertidos a primera vista.

El hall de entrada al departamento o recibidor. Es un pasillo largo y angosto con armarios en ambos lados de las paredes que por su diseño minimalista pasan inadvertidos. Desde este pasillo se accede también al baño y a la cocina al final.

Hall de entrada al departamento. Se armó un pequeño recibidor con un estante de madera para dejar pequeños objetos, llaves, etc.

Junto a la puerta de entrada del departamento se armó un pequeño espacio que hace de recibidor con muy pocos elementos pero sumamente funcionales: un estante de madera sirve para dejar llaves, el correo y pequeños objetos al ingresar a la vivienda, acompañado de un espejo de gran tamaño apoyado en el piso. Como idea decorativa y solución para espacios pequeños, los muebles livianos colgados de las paredes son ideales, ya que no recargan el espacio y ocupan poco lugar.

Baño minimalista, con muebles que se ajustan al poco espacio disponible.

El baño es moderno y neutral con el blanco como color principal. Es de tamaño pequeño y el espacio se aprovecha al máximo. Al no disponer de una bañera tradicional se ganan varios metros que en este caso se utilizaron para sumar un mueble blanco con tapa de mármol (mismo estilo que en la cocina) para guardar diferentes accesorios y objetos de uso cotidiano.

Baño con ducha sin bañera para ganar metros.

Plano del departamento en forma de "T" invertida.

Plano del departamento de 53 metros² con forma de «T» invertida. Se puede ver como la cocina ocupa el centro de la vivienda, con la sala y recámara a cada costado. Muchos metros se los lleva el hall de entrada por lo que los ambientes resultan más pequeños, especialmente la recámara.

Via Fantastic Frank

Deja un comentario