Decoración de casas pequeñas: 55 metros² y mucho color

Decoración de casas pequeñas: 55 metros² y mucho color

Una casa pequeña de campo de 55 metros² de superficie total e interiores escandinavos de aire retro, con muebles económicos fabricados a la medida para aprovechar al máximo el espacio.

Ambiente principal de la casa donde se integran la sala, comedor y cocina abierta

La casa es una típica construcción de los años ’60 renovada completamente, tanto los espacios interiores como los exteriores. En el gran ambiente donde funcionan la sala, comedor y cocina, el piso y las paredes se revestieron con madera que se pintó de blanco, creando un espacio neutral donde los muebles y accesorios decorativos cobran protagonismo con sus colores vibrantes.

Cocina colorida con muebles y repisas en color turquesa

La cocina abierta se ubica en uno de los extremos de la sala ocupando todo el ancho de la misma. Los muebles de cocina y las repisas en turquesa destacan por su color y aportan a la decoración un toque retro.

Los detalles coloridos de la cocina destacan naturalmente gracias a los revestimientos blancos utilizados en la sala. Además aportan un aire retro a la decoración.

Todos los muebles se fabricaron a la medida. Para el comedor, una mesa de madera con la tapa también en turquesa y patas de metal. Del lado de la pared, en lugar de sillas se construyó una banca que además proporciona espacio de guardado en su interior. Como iluminación, una clásica lámpara diseñada por George Nelson.

Diferentes repisas funcionan como espacio de guardado / almacenamiento o como escritorios o barras.

Un espacio multifuncional que puede servir tanto como pequeño espacio de trabajo, comedor informal o simplemente para colocar objetos decorativos. El uso de repisas amuradas es un recurso que encontramos en todos los rincones de esta casa y una idea genial para espacios reducidos, dada su flexibilidad y diseño totalmente adaptable a distintas necesidades.

En la recámara principal las paredes y techo se revestieron con tableros de osb también conocido como aglomerado de astilla.

La recámara se ubica en un anexo que se añadio a la vivienda original, totalmente revestida con tableros de osb o aglomerado de astilla en paredes y techo. Es un material muy económico que se utiliza en construcciónes y queda muy bien como revestimiento, aportando textura y calidez a la decoración.

Muebles diseñados a la medida en OSB. Son económicos y aprovechan muy bien el espacio de la recámara.

Los muebles de la recámara también son de OSB: la base de la cama, el buró, el escritorio y las repisas. Todo construido a la medida sobre la misma pared para ocupar el menor espacio posible.

La recámara se ubica en un anexo nuevo que se construyó junto a la casa original y se comunica con el exterior gracias a una terraza o deck de madera.

Desde el anexo donde se ubica la recámara se accede al jardín y terraza exterior.

Sala al aire libre. Los pocos metros interiores se compensan con espacios exteriores amplios. El revestimiento pintado de negro es muy común en los países escandinavos.

El exterior de la casa está revestido en madera pintada de negro, algo muy común en casas de campo y playa de Dinamarca, Suecia, Noruega y demás países escandinavos.

Comedor en la terraza.

Los pocos metros del interior de la vivienda se compensan con espacios exteriores amplios y rincones para el descanso. Un deck / terraza escalonada de madera rodea la casa, con diferentes espacios para comer y estar al aire libre. En la foto de arriba, un comedor con sillas Bertoia.

Exterior de la casa con un diseño muy simple.

Fotos de Christina Kayser O via boligmagasinet.dk

Deja un comentario