Antiguo granero convertido en loft estilo industrial rústico

Antiguo granero convertido en loft estilo industrial rústico

Un antiguo granero adquiere nueva vida gracias a una reforma que lo convierte en el hogar de una pareja y su pequeño hijo. Reforma que conserva parte de la estructura original y aprovecha la gran altura de los techos para sumar a la construcción un entresuelo donde funcionan las áreas privadas de la vivienda como las recámaras.

El uso de materiales como cemento pulido en el piso, grandes aberturas de aluminio, vigas a la vista y techos de chapa crean una decoración estilo industrial, complementada con detalles rústicos para suavizar y lograr espacios más cálidos y habitables.

Sala del loft con pared que la separa del escritorio revestida en madera rústica recuperada de la construcción original

La pared que separa la sala del escritorio o zona de trabajo se revistió con maderas de la construcción original, reutilizadas aquí para crear un punto visual interesante además de sumar detalles en estilo rústico que contrarrestan los otros materiales más fríos. La puerta que comunica ambos espacios también se revistió en madera, quedando totalmente oculta cuando está cerrada.

La planta baja del loft es un espacio abierto que integra sala, comedor y cocina

El gran sofá esquinero se orienta hacia la TV y da la espalda al comedor, creando una separación de espacios natural entre ambas áreas. Al costado del comedor, un pequeño espacio de la pared se revistió también en madera y se colocó unas repisas para almacenar vinos.

Comedor con mesa de estilo industrial y sillas modernas

El comedor consta de una mesa de madera y patas realizadas con tuberías, creando un conjunto de estilo industrial que se integra muy bien a la decoración. Las sillas modernas son del Eames, modelo DSW con patas de madera.

Cocina moderna con muebles oscuros y encimeras blancas

La cocina se ubicó en un rincón sin ventanas y poca iluminación, que se compensa con una gran cantidad de luces instaladas en un tubo que complementa el estilo industrial de la decoración. Con forma de «L», la cocina tiene muebles y alacenas en color oscuro y encimeras blancas, con artefactos en acero inoxidable que aportan modernidad al espacio.

Isla de cocina y barra desayunadora. Original iluminación que recorre el espacio a través de una tubería

En la parte central se instaló una isla de cocina que también sirve como barra desayunadora, respetando el diseño de los muebles de cocina.

El diseño del loft incluye todos los elementos de estas clásicas construcciones pero los hace aptos para la vida familiar

Diseño interior de la vivienda en la que se ven todos los elementos de los tradicionales lofts: techos en altura, ambientes abiertos e integrados, grandes ventanales…

Sala y comedor vistas desde el entresuelo. Los grandes ventanales permiten una óptima iluminación natural

Vista desde el entresuelo en la parte superior de la vivienda del amplio ambiente donde funcionan de manera integrada la sala, comedor y cocina. Los muebles en madera natural contrastan con el gris del piso de cemento pulido y el sofá esquinero, creando puntos cálidos en la decoración.

Recámara matrimonial en el entresuelo con decoración más clásica

La recámara matrimonial se ubica en el entresuelo del loft, construido para aprovechar la excepcional altura de los techos.

Puerta de granero que comunica con la recámara infantil y decora a la vez

Desde la recámara principal se accede a la recámara infantil a través de una puerta de granero en madera que evidencia el antiguo uso de la vivienda. Es una puerta corrediza que se abre hacia la sala, lo que no sólo le aporta una función de separación de espacios sino que también una decorativa.

Recámara infantil con decoración cálida y muebles tradicionales

La recámara infantil, con muebles clásicos en blanco y una pared al fondo pintada de gris donde se colocó un simpático vinilo decorativo en forma de árbol.

Via themacnabs.com

Deja un comentario