Departamento de 2 dormitorios con decoración escandinava

Decoración de departamentos de 2 dormitorios en estilo escandinavo 1

Lo bueno del estilo escandinavo es que puede combinar con una gran variedad de objetos, texturas y materiales. Básicamente se debe a la neutralidad que este estilo presenta y el departamento de esta publicación es un caso que lo demuestra perfectamente.

Se trata de un departamento de 2 dormitorios con una distribución interior muy cómoda: de un lado del departamento tenemos las áreas más íntimas como las habitaciones y el baño mientras que del otro lado están las áreas sociales: la cocina y el living.

En todo el departamento encontramos el mismo tipo de piso de madera de pino tratada, incluso en la cocina. Esto genera continuidad visual en todo el interior de la vivienda complementado con el blanco de las paredes. Detalles en ladrillo visto se pueden apreciar en la cocina, dándole un toque diferente a la decoración pero sin irse muy lejos del estilo escandinavo predominante en los demás ambientes.

Decoración del Living en estilo escandinavo

La decoración del living es, por supuesto, en estilo escandinavo y de aires informales. Un sofá en color gris añade un toque de color a la ambientación y crea contraste con el resto de los muebles y la alfombra en color blanco. Los cuadros juegan un papel importante en la decoración y fueron dispuestos en conjuntos que se reparten por algunas de las paredes del living, sin recargar la decoración.

Los cuadros colgados formando grupos irregulares dan a la decoración un aire informal
La paleta de color del living se limita al blanco, el gris del sofá y el color que aportan los pisos de madera clara
Los muebles del living son de diseño ecónomico de Ikea
La cocina está integrada al living mediante un mueble que hace de mesada desde el lado de la cocina y que fue recubierto en enchapado de madera desde el living

La cocina es lo que le da personalidad a este departamento, con una de sus paredes de ladrillo visto creando un punto visual sin comparación. La mesada, las estanterías, la campana, los artefactos de cocina  y la pileta, todos en acero inoxidable, combinan muy bien con el ladrillo y crean una ambientación estilo industrial.

En la cocina se dejó una de las paredes con ladrillo visto, sumando color a la decoración y aportando una estética industrial
La pared de ladrillo visto combina muy bien con el acero inoxidable de los artefactos de cocina, la pileta, la campana y las estanterías
En la cocina los pisos también son de pino claro, haciendo que la integración con el living sea más fluída
En el extremo más luminoso se dispuso un comedor

En un extremo, junto a la única ventana de la cocina, se armó el sector del comedor, ya en un estilo que se asemeja más a lo escandinavo con una mesa de madera clara y sillas Thonet negras con esterilla al natural. La lámpara tipo galponera es de marcado aspecto industrial y sirve como elemento de transición entre los dos estilos decorativos que encontramos en la cocina.

Una de las paredes que va de la cocina hacia el comedor se revistió con azulejos blancos desde el piso hasta el techo
La decoración del comedor combina el estilo nórdico con algunos toques industriales
El dormitorio matrimonial se integra al living con una puerta de doble hoja de madera

Al dormitorio principal se accede directamente desde el living mediante una puerta de hojas doble. También decorado en estilo escandinavo y repite la onda informal y de líneas económicas que encontramos en el living: la lámpara globo de papel, el pequeño rincón de trabajo armado con un caballete y una cajonera, las repisas con libros y los cuadros colgados de manera irregular.

La decoración del dormitorio se parece mucho a la del living: estilo escandinavo informal
Un rincón del dormitorio se aprovechó para armar un pequeño espacio de trabajo
El espacio de trabajo es de diseño simple y económico: un caballete y una cajonera hacen de soporte de una placa de madera revestida en melamina blanca formando el escritorio
Sobre la cama se instaló una pequeña repisa de líneas nórdicas y a su lado un conjunto de cuadros, láminas y adornos que hacen del ambiente un lugar más informal y reemplazan efectivamente el rol de un respaldo de cama
El cuarto del bebé también está decorado en estilo escandinavo

Para el cuarto del bebé se pintaron las paredes en dos colores. Gris claro en la mitad inferior y luego blanco, una forma muy económica de decorar. Los muebles elegidos son todos blancos por lo que se integran muy bien a la ambientación. Los jueguetes, las cajas para guardar cosas, los cuadros y algunas repisas revestidas en madera clara son los elementos que aportan color y hacen del cuarto un lugar más cálido.

Las paredes se pintaron de 2 colores en el cuarto del bebé
En el hall de distribución la decoración es minimalista para evitar entorpecer la circulación

El hall de distribución comunica la entrada del departamento con las áreas sociales y el dormitorio. Es el centro de la vivienda y la decoración allí se mantuvo al mínimo para no entorpecer la circulación. Destacan la pequeña alfombra rectangular en blanco y negro y una repisa low cost con un perchero debajo para colgar los abrigos al entrar al departamento.

Un estante y perchero económicos suman espacio de guardado en el hall / recibidor
Contraste de colores en el hall / recibidor del departamento
Plano del departamento de 2 dormitorios

Via entrancemakleri.se

Deja un comentario